COMPOSTAJE CASERO

Hoy queremos enseñarles sobre compostaje, el proceso mediante el cual devolvemos los residuos orgánicos a la tierra, para que esta lo transforme en alimento para las plantas.


¿Qué debes saber?

Todo los residuos que vienen directamente de la tierra o de seres vivos (como pelos, heces y demás) se pueden compostar, sin embargo no todos los materiales son recomendables para una composta casera que no tiene el suficiente espacio ni los suficientes micro y macro organismos que ayudan en este proceso. Existen varios tipos de compostaje, pero hoy nos vamos a enfocar en uno que puedes aplicar de forma sencilla en casa.

¿Qué necesitas?

  • 1 recipiente: Puede ser de cerámica, como una matera con desagüe o plástico reutilizado, al cual le vas a abrir huecos por debajo y por los lados para darle oxigenación. Debe tener tapa. El tamaño va a depender de la cantidad de residuos orgánicos que se generen en tu hogar.

  • Tierra negra

  • Material seco: Puedes usar corte de césped, hojas secas de árboles, cartones o papeles sin impresiones (no aplica para el papel higiénico, servilletas ni papeles de cocina).

  • Residuos orgánicos: sin cocinar, como cáscaras de papa, zanahoria, frutas. Si vas a usar residuos ácidos como lo son las frutas cítricas, tomate y cebolla, asegúrate que sea en bajas cantidades para no alterar el PH de tu mezcla. No incluyas nada de carne, pescado, aceite o lácteos para evitar plagas o malos olores.

  • “Cunchos” de cerveza, vino o alguna bebida fermentada.


¿Dónde coloco el compostador?

Debe estar en un lugar donde le llegue luz pero no directa del sol, ya que lo puede secar y necesitamos que se mantenga húmedo.

Ahora si…¡Empecemos!

Es muy fácil, la composta es como preparar lasagna, vas a poner primero:

- 1 capa de tierra negra que cubra todo el recipiente.

- 1 capa de 2-3 cms material seco, este va a ayudar a absorber los líquidos que se liberan.

- 1 capa de 2-3 cms de elementos orgánicos cortados en trozos chiquitos o licuados. El proceso de compostaje será más rápido en la medida que el material esté más pequeño (Licuados puede tardar 1 mes , cortado alrededor de 3 meses).

- Agrega un chorrito de cerveza, vino o del fermento que hayas elegido.

Presionar con fuerza hasta que todo el material quede muy compacto.

De aquí en adelante vas a repetir este mismo proceso en el mismo orden (Tierra, Secos, orgánicos, fermento). Cada capa debe ser de 2-3 cms de grosor. Al final se pone una capa de tierra negra para taparlo. Recuerda poner una tapa, aunque no la selles para que la mezcla pueda respirar.

Mantenimiento

Cada 3 o 4 días, con un guante o con una pala se debe revolver la mezcla para darle oxigenación, los microorganismos son los encargados de la transformación y si no reciben aire se puede disminuir su población, lo que afectará el proceso. Es importante mantenerla húmeda, si la sientes seca agrega un poco de agua o de bebida fermentada para hidratarla.

¿Cómo saber si está bien de humedad?

Para esto debes hacer la prueba del puño, si al agarrar un poco de la mezcla en tu mano escurre agua, es porque hay exceso de líquidos, si por el contrario está tan seca que se deshace al abrir tu mano, le falta hidratación, la consistencia ideal es cuando al soltarla se mantiene compacta y no escurre.

¿Cuándo está lista?

Sabrás que la composta está lista cuando tenga un color café oscuro o negro, se vea homogénea y huela a bosque húmedo.

Y recuerda

El compostaje no produce malos olores y no atrae plagas. Si te llega a pasar esto es porque algo en el proceso no está bien hecho.


¡Anímate y comparte con nosotros tu proceso de compostaje por nuestras redes sociales!

165 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon